[vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” column_margin=”default” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom” bg_image_animation=”none”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_link_target=”_self” column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_width_inherit=”default” tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” overlay_strength=”0.3″ column_border_width=”none” column_border_style=”solid” bg_image_animation=”none”][vc_column_text]

Manifiesto Ubiquo

 

Vivimos un momento de la Humanidad lleno de oportunidades y desafíos: la Era Digital.

En las últimas décadas hemos tenido que adecuarnos y aprender a existir, trabajar, estudiar, divertirnos  o relacionarnos tanto en el mundo real como en el mundo digital a través de herramientas y dispositivos que no estaban pensados para adaptarse a las personas, concebidas como usuarios que tenían que adaptarse a la fuerza para no quedar excluidos. 

La dificultad de las personas para desenvolverse en los entornos digitales, localizar la información requerida, comprenderla y hacer uso de ella; sumado al impacto generado por la explosión de información, constituye un problema que hace cada vez más difícil acceder, clasificar y discriminar que datos son importantes o cuáles son falsos.

Los servicios digitales se han desbordado hasta tocar la forma en cómo nos relacionamos, en cómo estudiamos, accedemos a la cultura, al ocio, el consumo o la participación ciudadana… incluso la forma en cómo se propagan ideas religiosas, pensamientos políticos y revoluciones se articula hoy en día sobre la tecnología de la información, que fue originalmente ideada para gestionar la contabilidad de empresas o pagar nóminas.

Esta tecnología nos ha obligando poco a poco a cambiar nuestra forma de hacer las cosas para favorecer los mecanismos de procesamiento de datos, centralizando la atención en las máquinas y reajustándonos en pro de resultados más eficientes o más rápidos.

En esta carrera, la tecnología se ha convertido para muchas personas en un obstáculo, una barrera, una brecha que produce exclusión.

Desde Ubiquo Technologies creemos que es momento de poner en el centro a las personas, entendiendo la tecnología como un arte al servicio de las personas:

  1. El mundo digital y el mundo real forman el espacio inseparable en el que todas las personas desarrollan hoy sus actividades y trabajamos para que puedan hacerlo de manera natural y fluida, sin complejidades o barreras.
  2. Nuestros proyectos conjugan la ciencia, el arte y la tecnología para aplicarla a distintos medios.
  3. Creamos soluciones pero también herramientas que sirven a otros para crear sus propias soluciones, con el foco puesto en el futuro. El futuro que queremos crear, a medida del ser humano.
  4. Concebimos la realidad como un todo en el que ocurren las cosas, un sistema operativo  donde  la creatividad, el aprendizaje, la diversión y las experiencias deben estar al alcance de todos.  
  5. La realidad es descentralizada, es múltiple y las personas son diversas, en su identidad y en su manera de desenvolverse en ella y todas deben poder participar en igual medida. Este es nuestro espacio vital. 
  6. Para desarrollar una solución universal para todas las personas se requiere un enfoque multidisciplinar, en el que la dimensión tecnológica no está en una posición de preeminencia o subordinación en relación con las otras dimensiones sino que forma un rizoma: una imagen de pensamiento donde la organización de los elementos no siguen líneas jerárquicas, con una base o raíz dando origen a múltiples ramas; sino que cualquier elemento puede afectar o incidir en cualquier otro. 
  7. No existe pues un centro o punto de partida,  trabajamos como equipo con un objetivo común: la inclusión y participación de todas las personas en cualquier contexto.

No imponemos soluciones, no creemos en usuarios que deben adaptarse a dispositivos y tecnologías, restringiendo su habilidad de crear, aprender, trabajar, relacionarse o crecer en comunidad. Expandimos la capacidad de las personas tanto en el mundo real como en el digital, porque las personas son siempre personas.

Ubiquo Technologies. Humanismo tecnológico

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]